lunes, 11 de septiembre de 2017

Y pese a todo, ir gustoso a dar clases de literatura

A Dany, maestra Las noticias son el pan de cada día, desde primera hora, todavía no acabamos de abrir bien los ojos cuando ya estamos con el celular o la tableta; las portadas, las columnas, lo que vendrán en los noticieros de radio y tele tanto locales como nacionales, las tendencias en las redes, no importa si es hora centro, pacífico o el de la frontera, esto es algo de 24 por siete. Cada quien tiene su ritmo, sus lecturas obligadas, sus intereses particulares. Infieres que si lo escribió fulano, lo traerá también perengano: leer entre líneas. Cabezas amarillistas, algunas notas sin sustento, fotos de todo tipo, videos, audios, lo normal para quienes nos dedicamos de alguna u otra forma a la comunicación. En medio de notas (algunas ciertas y sustentadas pero también otras falsas o solo llenas a partir del rumor) que hablan de corrupción, de inseguridad, de inundaciones, de posibles conflictos, de desaprobación de autoridades, también hay otras que nos hacen pensar que no todo está perdido, un nuevo descubrimiento que mejore la salud o cure una enfermedad, un triunfo deportivo, un invento, un premio literario o un video que nos hace reír porque nos habla de cómo perdemos tiempo viendo videos. Justo a la mitad de todo esto llega la oportunidad de impartir una clase de literatura a un grupo de nivel universitario. Y lo agradezco. Hace algunos años que no piso esa cancha, no es lo mismo dar conferencias, talleres, charlas, encuentros, que inmiscuirme de nuevo a la disciplina de los horarios, los temas centrados, el plan de trabajo. El nervio viene porque uno se siente fuera de forma. Hay que agarrar ritmo. Aunque lo que bien se aprende (si es que se aprendió) no se olvida. Lo mejor que en este lapso que he venido planeando las clases tuve tiempo de desempolvar viejas lecturas, hacer relecturas necesarias, generar nuevas técnicas para ganar la atención del alumno, pues me dicen que hoy el profesor compite contra la distracción más fuerte que es el celular junto con la ignorancia, y quizá debamos sumar el deprecio por aprender. Recuerdo que no hace mucho, más de alguno tomaba (tomábamos) notas sobre lo visto en la clase, ya fuera un acontecimiento, fecha, frase, personaje o hasta de palabras que no conocíamos o autores que estábamos por conocer, anécdotas que los grandes maestros siempre compartían. Hoy la web ayuda a la inmediatez pero el daño colateral puede ser que cuando se tiene la respuesta de manera precisamente inmediata casi tan rápido se olvida si no se procesa, se guía, se lleva. Ese pues quizá sea el nuevo reto. Ya nadie llama por las tardes o noches en medio de reuniones a algún amigo que sabe más del tema para preguntar el nombre correcto de algún actor o pintor, el alcance del click erradicó esa vereda, pero abrió otras, la de la (poca) permanencia y pertenencia. Mis clases espero sean bien vistas por los alumnos, mi único deseo es que aprendan un poco más sobre una de mis pasiones que es leer. En parte también estás mismas sesiones serán un homenaje a mis maestros, obviando que a ellos se les deberá lo bueno, lo malo siempre debe ser solamente firmado por el autor.

Las encuestas de AMLO

Lo dijo de manera contundente Jesús Silva Herzog Márquez en un artículo reciente: “No deja de ser simpático que el grupo político que más ha hecho para denigrar la práctica demoscópica, busque fundar una decisión crucial en ese ejercicio técnico”, ello en relación a tema del partido político MORENA y su decisión en la Ciudad de México de que sea la delegada en Tlalpan, Claudia Sheinbaum quien dirija los trabajos (es decir sea su candidata para Jefa de Gobierno el año entrante). Y es que lo menos que uno puede pensar luego del proceso interno de ese instituto político, es en qué momento o que circunstancias cambiaron para que luego de descalificar las encuestas para tomar decisiones, ahora sea el as bajo la manga para solucionar al menos en primera instancia la candidatura del peleado Gobierno de la Ciudad de México. Es bueno el recuento. En cada proceso electoral presidencial donde ha participado Andrés Manuel López Obrador ha sido quien encabeza las preferencias en un cierto momento. Y por supuesto que cuando va en primer lugar no reclama ni descalifica. El trabajo técnico incluso recibe reconocimiento. Pero cuando las gráficas no le favorecen viene el reclamo, y por supuesto el mandar al diablo las instituciones pues. El estilo, genio y figura. El cree en sus encuestas, en sus resultados, y sus seguidores deben atender la instrucción en esa misma forma, no cabe espacio para el debate de ideas. Es simple cuestión de fe. Zygmunt Bauman en su libro “Retrotopía” señala: "En cuestiones de fe, la finalidad del debate no es la búsqueda de asentimiento, sino mostrar al adversario lo incurablemente sordo y ciego que es a《los hechos》y fatalmente adicto que se ha vuelto al prejuicio minucioso. Ese veredicto de malas intenciones hace que resulte superfluo probar la propia veracidad". El nacido en Macuspana, Tabasco sabe que sus decisiones hasta este momento eran tomadas como instrucciones, no se discutía, se pasaba a la operación. Quizá la doctrina de Andrés Manuel le alcance para ciertas cosas, como mantenerse en el liderazgo de MORENA hasta la candidatura, pero el sello característico de la toma de decisiones trae consecuencias. Para muestra las acciones que ya se están dando de parte del Delegado en Cuauhtémoc y exgobernador de Zacatecas Ricardo Monreal, quien ya se ha manifestado en diversas plataformas solicitando algo que le vendría bien al partido político: transparencia. Es una de las peticiones que hace la gente a sus gobiernos y gobernantes, procesos justos y limpios, veremos el resultado muy pronto, porque buena parte del resultado presidencial se juega en la capital, donde cada delegación tiene un peso específico.

El voto “anti”

¿Qué significa ser antisistema o antigobierno? De entrada, que se está en contra o al menos que no se está de acuerdo con las reglas actuales, o con quienes las ejecutan. Razones hay varias: desgaste natural, esperanza de algo diferente, líder emergente que llama la atención, desilusión con la clase gobernante de esa etapa. Pero también debe dejarse un espacio para las posibilidades que no rayan precisamente en la razón sino que son más bien emotivas. Así de esa forma, se puede estar en contra de un gobierno por una moda, es más, si no adopta esa postura probablemente quede fuera del círculo afectivo al cual se desea pertenecer o que ya se pertenece y corre el riesgo de quedar fuera. El voto “anti” tiene sus peculiaridades, tan es cierto que el impulso para ejecutar una acción puede venir de la esperanza como que también su fuente sea un malestar, y algunos resultados electorales recientes tienen tintes de que es en mayor medida por el grado de enojo que de satisfacción o esperanza por el que se están guiando. Esto es, tiene mayor peso el “pierde el que no quiero que gane”, y no ya, el “gana el que quiero que gane”. Paréntesis merecen el voto por la persona, o sea por el candidato que sin importar el partido, o en el caso de los independientes, son valorados por la ciudadanía y en ocasiones ganan sus elecciones. Allí existe esa excepción a la regla que sorprende o rompe. También puede entenderse el voto “anti” como el cierre de un ciclo que una sociedad expresa. Ejemplo, toda la vida gana un mismo partido, incluso los habitantes están contentos con el desempeño, ya sea del gobierno o de su gobernante, pero desean experimentar algo diferente, sin importar si es riesgoso o incluso un retroceso, simplemente desean algo distinto. Los antisistema tienen su fortaleza en la crítica abierta al sistema mismo, sin embargo parece que su ciclo de vida concluiría si la opción que ven como diferente accediera al poder, pues allí se volvería lo que se supone aborrece, o sea y de nuevo, sistema. La frase tan repetida: no es lo mismo ser oposición que gobierno, pero ahora en los hechos cobraría el peso justo, con una diferencia sustantiva, que esa nueva clase gobernante, al menos, sabe lo que piensan los antisistema, pues quizá en algún momento, también ellos lo fueron. En esta nueva realidad debemos preguntarnos también: ¿Quién sale ganando con todo esto?, es por demás obvio que muchos de estos grupos antisistema son patrocinados por una fuerza que le conviene que el gobierno en turno tenga estos y más problemas. El desgaste de unos siempre será benéfico para otros. Como señala Isidoro Cheresky en su libro El nuevo rostro de la democracia: “Desde las últimas décadas del siglo XX, en la vida cívica se ha registrado un cambio consistente en una acentuada desinstitucionalización y un debilitamiento de las identificaciones públicas en las que los ciudadanos se sentían representados. Los individuos no se reconocen predominantemente, como antaño, en identidades inmutables ni en organizaciones que los encuadren, y las numerosas instancias colectivas que surgen están signadas por vínculos distintos, efímeros y lejanos de la pertenencia tradicional”. Esto es, los sistemas actuales viven una nueva dinámica sobre todo en la relación de gobierno con ciudadanos, y esa fragmentación de paradigma conlleva novedosas estructuras, liderazgos emergentes, espacios diferentes a los de antaño. Un mosaico de posibilidades en un ajuste natural del comportamiento de individuos. La clave está en cómo lo lleva cada clase gobernante y cada grupo de gobernados.

109 MDP para Ciencia y Tecnología en Nayarit

Quizá no sea la mejor cabeza para un texto periodístico pero sin duda alguna llama la atención. En primer lugar por la cifra y en seguida por el destino al cual llegan. Aunque pensándolo bien no es el dinero, o mejor dicho no es nada más el dinero sino todo lo que representa. Hemos escuchado muchas veces que en lo que más deberían invertir los gobiernos es en educación. Y precisamente bajo esa filosofía es que por primera vez, de acuerdo a una nueva reglamentación, la política de manera directa, en este caso por “culpa” de los partidos políticos en las pasadas elecciones de junio 2017, le asignan a la ciencia y tecnología un presupuesto que de otra forma difícilmente se creería. Se remite al cinco de octubre de 2016 cuando en el Periódico Oficial del Estado de Nayarit fue pública una reforma al Título Décimo de la Ley Electoral del Estado de Nayarit (artículo 226) para tener efecto que los recursos generados por los castigos en época electoral se verán reflejados en ese rubro. Lo dijo hace poco en su espacio en redes sociales el maestro Abel Ortíz: son para Nayarit “$108.7 millones de pesos que serán el capital semilla en el ejercicio presupuestal 2018 para potencializarlos a través de paripasus y mezcla de recursos con los Fondos Mixtos, Fondos de Desarrollo Regional, Instituciones de Educación Superior y Centros de Investigación, hasta en un 400% pudiendo este esfuerzo traducirse en más de $400.0 MDP sentando un precedente histórico en esta materia”. En años recientes el gasto de inversión en el Consejo para la Ciencia y la Tecnología de Nayarit fue en 2015 de casi $4 MDP, en 2016 casi $5 MDP, y para 2017, casi $2 MDP. De allí el tamaño y la importancia de este recurso extraordinario que le llegará a este sector. Hay que seguirle la pista al dinero, de nadie es logro la gestión de los recursos, pero el beneficio en ciencia y tecnología debe ser una victoria cantada no nada más por los integrantes de ese gremio sino por toda una sociedad que pocas veces mira a ese mundo que camina a la par que su desarrollo pues allí se detonan buena parte de los instrumentos que utilizamos a diario sin saberlo a ciencia cierta. Además no podrán ser ejecutados en obras, sino más bien el becas, investigación y desarrollo, allí es donde veremos el alcance de este recurso, ojalá quien tome las riendas del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología tenga capacidad e imaginación para sacar el mejor provecho de este recurso histórico.

martes, 15 de agosto de 2017

El alcalde de Tepic

Francisco Javier Castellón Fonseca es el alcalde de Tepic capital de Nayarit para el periodo 2017 a 2021, cuatro años por única vez de acuerdo a las leyes cuya intención es empatar con el proceso federal de 2021. Personaje que ha competido en varias ocasiones por un cargo popular, es hasta ahora que logra ganar una elección luego de perder la Senaduría (aunque entró como primera minoría) y diputación federal. En la cámara alta de hecho llamó la atención porque supo hacerse de un tema de interés general como lo fue internet. Académico de nivel, exrector de la Universidad Autónoma de Nayarit, las credenciales sobran. Quizá la más reciente fue la campaña en que menos se le vio caminando las calles, pero es en la que obtuvo más votos que sus contrincantes. Pero pasado el escrutinio viene la hora de gobernar. Tiene claro algunos problemas de la capital nayarita: abastecimiento y servicio de agua, con infraestructura que data de muchos años y en algunos obsoleta sumado a una cartera de no pagos de parte de muchos consumidores. El Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Estado de Nayarit, y su eterna líder, sin embargo el alcalde electo tiene claro que con ella no hubo compromisos para arribar a la alcaldía, por ello la negociación cambia. El tema calificado por él mismo como su prioridad: la seguridad. Coordinación total con el gobierno del estado. Además sabe que carga con compromisos incumplidos de la administración de Polo Domínguez terminada por David Guerrero. La credibilidad y confianza de la ciudadanía pendiente de los resultados, algunos inmediatos. Hombre de izquierda, marxista, preocupado porque las clases trabajadoras alcancen mejores espacios, Castellón Fonseca es un personaje diferente que viene a refrescar la escena política nayarita, y si bien no sabemos cuánto margen de maniobra tiene para su desarrollo, se esperan buenas cosas para la ciudad. Y pese a que se descarte desde el inicio, sabemos que la posición de alcalde de la capital lo pone en la lupa para ser desde ya un precandidato a la máxima autoridad del Gobierno del Estado. Tanto para el alcalde como para el Gobernador entrante, también es cierto que buena parte del ánimo social descansará en la selección y operación de sus respectivos equipos. Se junta además con un aspecto social que espera y exige resultados, un conjunto de hombre y mujeres que ha expresado en diversos foros que vigilará el cumplimiento de las promesas de campaña.

viernes, 4 de agosto de 2017

Rector en papel de gestor

Sin duda alguna los rectores de las universidades públicas (y también de las privadas) son personajes que influyen en la vida pública de una entidad. Conocidos los casos en diferentes estados donde desde la rectoría han hecho su camino para aspirar a cargos públicos mayores: Veracruz, Hidalgo, Puebla, entre otros. En el caso de Nayarit la realidad le pegó de golpe y porrazo al entonces entrante rector Ignacio Peña, quien sin protagonismos excesivos ha sabido mantenerse equitativo y plural demostrado en dos momentos sustantivos su talante: el cambio en la administración, con la salida del exrector Juan Salazar, y el proceso electoral reciente. En el caso del primero le tocó lidiar desde el inicio con el desgaste que representó el escándalo financiero no comprobado, sumado a la orden de aprehensión de su antecesor. Una especial época en la que la UAN perdía credibilidad a ojos de algunos. Ahora, y él mismo lo ha dicho, la mayor parte de su tiempo lo dedica a buscar recursos para cumplir los compromisos inmediatos de la máxima casa de estudios nayarita. Y quedan un poco rezagados los temas académicos, de desarrollo, de crecimiento, que los cargan más los integrantes de su equipo. En cuanto a la parte económica es sabido que, como la mayoría de las universidades públicas del país, su plan A es recurrir a la Secretaría de Educación Pública para solicitar el recurso que requiere para cumplir compromisos sobre todo de fin de año, léase aguinaldos. El Plan B es hacer presencia y presionar en la Cámara de Diputados. Si esos dos planes no completan sus necesidades deberán plasmar un Plan C donde seguramente la sociedad se verá involucrada. Pero también es momento que desde adentro vengan no sólo los reclamos sino las propuestas. Las crisis también son oportunidades. Y es momento que la UAN a la par de resolver e informar la forma de intentarlo-hacerlo-lograrlo, salga a la calle a decirle a Nayarit que es útil, la imaginación debe expandirse por todo el territorio, ya se dio un primer paso con el anuncio de la elaboración del Plan Estatal de Desarrollo, encargo del gobernador electo en su visita reciente. El escrutinio desde dentro y desde afuera será muy estricto, sin embargo no se pueden pedir resultados si no se trabaja a la par. Lo mencionado por el mismo rector es clave para entender lo que está sucediendo: No puede volverse la crisis económica una crisis académica. Y se pensaría que profesores, alumnos y trabajadores lo entienden y actúan en consecuencia.

La tómbola de Morena

Bien dice la canción que la vida es una tómbola. Pero también puede ser un método para tomar decisiones en la agrupación política Movimiento de Regeneración Nacional, mejor conocida como MORENA que tiene en Andrés Manuel López Obrador a su líder por los cuatro costados y hasta el momento único candidato seguro a la Presidencia de la República en 2018. Sabedor como pocos de los momentos políticos, así como de la lectura de la realidad nacional, atiende de manera directa los posibles obstáculos dentro de su instituto político para que no se pierda tiempo ni esfuerzo en lo que para él es lo más importante, o sea él mismo y lo que llama su camino a la presidencia y su lucha contra la mafia del poder. Uno de esos posibles obstáculos al interior de MORENA fue resuelto de una manera democrática y tajante recientemente, se trató de la cuota de género que debe, como todo partido, cumplirse con un 50% para las mujeres. En cuanto a la posición de candidatura a la Senaduría el método fue la tómbola, y así uno a uno fueron definiéndose las entidades a donde las mujeres encabezarán las fórmulas: Nayarit, Zacatecas, entre otros. Para el mismo tema pero en el segmento de distritos federales la solución fue todavía más práctica: recurrir a lo hecho tres años antes con una actualización a un resolutivo de la Asamblea de ese entonces. De nuevo el ejemplo es Nayarit: Distrito 1 candidato, Distritos 2 y 3 candidatas. Así, y de una manera económica, sin que los gritos y sombrerazos se hicieran presentes, pues el método de legitimar lo que el líder supremo ya había decidido no falla en MORENA, todo pasa a segundo término para que el objetivo no se pierda. Que los esfuerzos locales no se desgasten por elecciones internas, sino que todo se defina lo antes posible para que sumen a la causa mayor. En días recientes el escritor Héctor Aguilar Camín al referirse al más reciente libro del político tabasqueño titulado “2018: La salida. Decadencia y renacimiento de México”, le dedicó estas líneas: “No he visto nunca en López Obrador sino a un político profesional. Soy incapaz de penetrar o de creer en su dimensión ética o moral. Lo que veo en su evangelio es sobre todo el propósito político. Creo que lee bien la revuelta moral (contra la corrupción, contra la impunidad, contra la ineficacia del Gobierno) que recorre México. Para subirse a esa creciente marea ha decidido ir un paso más allá del discurso de la indignación, hasta el discurso religioso”. En esa medida, tenemos a un experimentado político que tiene claro su objetivo, y que como las anteriores ocasiones, lidera los sondeos y estudios de opinión, pero para la elección todavía faltan bastantes días, y bastantes cosas que sucedan. Y en ese lapso no se está exento de los escándalos mediáticos sobre todo que algunos representantes de MORENA han sido señalados, el más reciente el delegado de Tláhuac en la Ciudad de México.

Los cuatro regidores de Nayarit que ganaron como independientes

Los números son fríos, fueron 263 ciudadanos que solicitaron participar como candidatos independientes pero fue menor la cifra de quienes cumplieron el objetivo de aparecer en las boletas el día 4 de junio, y de todos ellos, únicamente cuatro obtuvieron el triunfo, los cuatro para el cargo de regidor. El municipio de Rosamorada destaca porque dos se dieron allí, fueron en la demarcación 3 con Ismael Sánchez Altamirano, y en la demarcación 2 con David García Vergara. Ambos habían militado en las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), pero ahora decidieron buscar el cargo por la vía independiente. En Rosamorada para alcalde ganó la Alianza del PAN-PRD-PT-PRS en la persona de Juan Gregorio Ramírez (seguido muy de cerca por los candidatos del PRI y de Nueva Alianza). Otro regidor independiente ganador se dio en la demarcación 4 de Tecuala con Juan Ramón Madera Orozco, quien si bien simpatiza con una opción política de esa región, él nunca había participado como candidato o ha estado registrado en algún instituto político, su fuerza de convocatoria se centra sobre todo en su participación con el deporte, caso concreto del béisbol. En Tecuala para alcalde ganó Heriberto López Rojas mejor conocido como “Titiyo” bajo las siglas del PRI y el distrito pertenece al número 2 donde obtuvo la victoria Lucio Santana, alcalde con licencia de Tecuala, que para fines legales fue registrado bajo las siglas del Partido Ecologista Verde de México pero la mayoría de sus votos provinieron del PRI. El cuarto caso se dio en la demarcación 3 de Acaponeta con la maestra Elida Lupita Lozano Fuentes, quien nunca ha militado en partido político alguno, y desde hace años se ha dedicado a promover la educación y activación física de los jóvenes y sus familias. Ella logra el triunfo con base al arrastre social emotivo que ha construido. En Acaponeta la alcaldía fue ganada por el hasta hace poco militante del PRI, José Humberto Arellano mejor conocido como “El Beyto”, bajo las siglas de MORENA, mientras que el distrito también fue anotado a la lista de MORENA en la persona de Manuel Salcedo. Lo que viene ahora es el escrutinio del trabajo de todos ellos, en particular de los independientes ya como servidores públicos, hay casos de referencia como los de Jaime Rodríguez “El Bronco”, primer gobernador independiente en Nuevo León, o alcaldes como Alfonso Martínez en Morelia, Michoacán (aunque ambos antes habían militado en el PRI y en el PAN respectivamente), quienes ya empiezan a marcar su estilo de gobernar y hacer partícipe a la ciudadanía en ello. En cuatro años, en el caso de Nayarit, veremos los resultados que arrojen estos primeros cuatro regidores independientes y para ese entonces sabremos si solamente fue un momento de moda o el movimiento alcanzó el 2021 y de nuevo habrá una larga lista de aspirantes independientes buscando participar en la vida activa de la función pública a través de la elección.

La foto del Presidente Macron

En los tiempos modernos cobra mayor relevancia la frase: una imagen dice mucho más que mil palabras. Máxime en la arena digital, y todavía más si de lo que se habla es de una figura de la política internacional. El Presidente de Francia Emmanuel Macron decidió hacer pública la foto oficial de su mandato a través de su cuenta de la red social twitter, atendiendo primeramente las exigencias de los nuevos tiempos y de una buena parte del electorado que lo eligió y que allí se expresa. Esta imagen que de manera casi inmediata le dio la vuelta al mundo, conlleva una carga de elementos de poder que deben entenderse como lo que son, enlisto los más evidentes: Las banderas (que lo flanquean) de Francia y la Unión Europea, en un momento donde pareciera la modernidad y posverdad que le acompaña se encamina a la independencia total, Macron hace un llamado, como en campaña, por la unidad de Francia en el contorno mundial. La parte posterior es una ventana abierta que señala apertura, diálogo, sinceridad, en un cielo que comunica tranquilidad, y con el verde frondoso de los árboles que nos hablan de vida pero también de refugio, nada mejor que una sombra para guarecerse del intenso sol. La postura, de pie y no sentado, puede recordar retratos famosos de mandatarios pasados, que deciden ir al frente de su ejército, poner la cara y el pecho ante la adversidad, esa es la imagen que decidió lo acompañe en el inicio al menos, de un mandato que ha levantado expectativas, pues el mundo en general requiere de liderazgos. Es una fotografía oficial que nos recuerda que en comunicación menos es más. Y que los políticos modernos no deben tener miedo y por el contrario, atreverse a hacer guiños, como la sonrisa de Macron, o los brazos cruzados en su momento del entonces Presidente de Estados Unidos, Barack Obama (uno de los referentes clásicos del francés). El traje oscuro y la camisa pulcramente blanca con una corbata sobria le dan el toque de seguridad que necesita el líder mundial. En suma un excelente retrato oficial de alguien que ha llamado la atención y pertenece ya a la generación de los Trudeau canadiense, Merkel alemana y Obama desde fuera de la presidencia norteamericana, todos ellos con algo importante que aportar al mundo moderno. Esta imagen es un ejemplo de lo que bien señala Daniel Ivoskus en su libro Lo que no se dice no es, “La diferencia entre la simple propaganda y la comunicación, justamente, es una razón de contenidos y de oportunidades”.